La Paz, Bolivia

Lunes 26 de Junio | 02:49 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Pilotos de Lamia no reportaron emergencia pese a que motores presentaban fallas

La investigación de la Aerocivil de Colombia señala que el vuelo de Lamia no siguió las regulaciones sobre el combustible. Tenían pensado parar en Bogotá, pero cambiaron de opinión. Además llevaban exceso de peso.

Pilotos de Lamia no reportaron emergencia pese a que motores presentaban fallas
Agencias /
Además de llevar exceso de peso, la Aeronáutica Civil de Colombia (Aerocivil) informó este lunes que varios motores del avión Lamia se fueron apagando uno a uno por falta de combustible, pero los pilotos nunca informaron la situación a la Controladora. Faltando tres minutos para el accidente los aviadores no reportaron las fallas. Solo faltando dos minutos para el accidente el capitán de Lamia reportó falla eléctrica total, resultado de la falta de combustible. En ese momento la controladora dice: "correcto, ya fueron alertados los bomberos”.

"Los miembros de la tripulación eran conscientes de la limitación de combustible, y que no era el adecuado que se necesitaba al llegar a Rio Negro”, señaló el secretario de Seguridad Aérea de Aerocivil de Colombia, Fredy Bonilla, de acuerdo con reporte de diarios colombianos.
El accidente aéreo, protagonizado por el vuelo Lamia, que transportaba el equipo de fútbol brasileño Chapecoense, dejó 71 personas fallecidas y cinco sobrevivientes, el pasado 28 de noviembre de 2016.

Pese a la crítica situación, el piloto tampoco reportó que se le estaban apagando paulatinamente cada uno de los cuatro motores de la aeronave. Por el contrario, continuó con las maniobras de aterrizaje "de forma normal", aseguró Bonilla. Solo hasta dos minutos antes de la caída, reportó la "falla total eléctrica".

En ese momento, la aeronave ya estaba a nueve mil pies, cuando en esa zona, el cerro El Gordo, se debe pasar por norma por encima de los 10 mil pies.  La aeronave chocó a 230 kilómetros por hora, pese a los esfuerzos de la controladora aérea de turno.

Según la investigación preliminar, el copiloto de Lamia insistió en la cabina de forma reiterada en que estaban al límite de combustible para llegar a su destino. Y aunque, según se escucha en las grabaciones de la caja negra, la tripulación contempló aterrizar en Leticia o Bogotá para reabastecer, se decidió seguir hacia Río Negro. 

Los audios del informe también revelan una conversación en la que consideran aterrizar en el aeropuerto de Leticia, pero no sabían si estaba disponible y siguen su trayecto. "Hoy sabemos que el aeropuerto de Leticia sí estaba disponible y que le hubieran dado permiso para aterrizar al avión del Chapecoense”, indicó la Aerocivil.

Bonilla aseguró que el piloto de Lamia, Miguel Quiroga, y el copiloto, Ovar Goytia, se plantearon aterrizar en Bogotá o en la ciudad colombiana de Leticia (sur) por "estar al límite de combustible", pero no realizaron ningún requerimiento para ello y siguieron hacia el aeropuerto de Rio Negro.
"Hasta el momento tenemos evidencia que ningún factor técnico influyó en el accidente, todo está involucrado en un factor humano y gerencial", indicó Bonilla.

Al acercarse a Medellín los  pilotos de Lamia alertan sobre un problema de combustible y le piden a la controladora prioridad para aterrizar. La controladora empieza a cambiar la ruta de las otras aeronaves y le pregunta al capitán cuánto tiempo de combustible le queda, sin embargo no recibe respuestas.

Exceso de peso
La Aeronáutica Civil reveló una serie de irregularidades en el plan de vuelo, por ejemplo su ruta contemplaba parar en el aeropuerto de Cobija (Bolivia) para recargar combustible, sin embargo no se realizó esta parada. Asimismo, el informe cuenta que el peso del avión al momento del despegue era de 42.148, lo que representa sobrepeso pues el peso máximo permitido era de 41.800.

Bonilla agregó que el avión tenía un exceso de peso cercano a los 500 kilogramos, pero que no fue "determinante" en el siniestro.

La Aerocivil también reveló una serie de comunicaciones de los pilotos de Lamia que dan cuenta que eran conscientes de que les faltaba combustible, de hecho se escucha que  el copiloto hace cálculos sobre el efecto que tenía el viento en contra con el que volaban sobre sus reservas de combustible.




8
103