La Paz, Bolivia

Viernes 28 de Abril | 04:17 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Conflicto por la ley de coca quita brillo al Día del Acullico

El supuesto motivo de la división fue que la invitación llegó muy tarde para los productores de los Yungas. El ministro Cocarico afirma que no existe ruptura.

Conflicto por la ley de coca quita brillo al Día del Acullico

Fotos: Freddy Barragán / Página Siete. En la plaza San Francisco se desesperaban por conseguir un poco de coca.

Sergio Mendoza  / La Paz

La mañana de ayer, el Gobierno y los cocaleros de los Yungas de La Paz celebraron por separado el Día Nacional del Acullico. El motivo, según declararon ambas partes, fue que la invitación oficial llegó muy tarde a los productores.

La actividad principal se había previsto para las 10:00 en la Plaza Mayor, cerca del atrio de San Francisco, pero a esa hora sólo unas cuantas personas daban vueltas por las carpas que habían instalado funcionarios del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT), un panorama muy diferente al de años pasados, cuando se observaba cientos de cocaleros acullicando la hoja sagrada.

 Los cocaleros están en emergencia, pues consideran que el Gobierno sólo quiere beneficiar a sus pares del trópico de Cochabamba con la propuesta de 20.000 hectáreas de cultivo en todo el país: 7.000 para el Chapare y 13.000 para La Paz.

"Nosotros vamos a celebrar aquí el Día del Acullico, no vamos a bajar porque recibimos la invitación muy tarde, hace uno, dos días, cuando ya habíamos programado nuestras actividades en este lugar”, informó ayer el presidente de la Asociación Departamental de Productores (Adepcoca), Franklin Gutiérrez, instalado en una silla en la puerta de su sede, en Villa Fátima.

El dirigente, acompañado por los secretarios ejecutivos del Consejo de Federaciones Campesinas de los Yungas de La Paz (Cofecay), David Huallhua, y de la Mancomunidad de Municipios de Los Yungas, Clemente Condorena, ratificaron su posición para ir al diálogo únicamente con el presidente Evo Morales y ya no con el ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, para pedir que se tome en cuenta su anteproyecto en la redacción de la norma que reemplazará a la Ley 1008.
 
Adepcoca ratificó  que el sábado realizará un ampliado en Coripata para definir qué medidas adoptará si es que no son escuchados.

 A las 13:00, Cocarico llegó a San Francisco y recordó que el Día Nacional del Acullico se celebra el 11 de enero porque en esa fecha en 2013 el Gobierno boliviano logró que la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes enmendara un protocolo de 1972 y retirara la penalización del masticado de coca, una práctica que se consideraba igual al consumo de droga.

Entonces Bolivia se adhirió nuevamente a esa convención, de la que se  había retirado en 2011.

 Cocarico lamentó la inasistencia de los cocaleros, aunque celebró que a su lado se encontrara Huallhua, de Cofecay. "No habrá que considerar esto como una ruptura; sin embargo, llamaré la atención al personal de coordinación que no entregó la invitación con la debida anticipación”, manifestó.

Por otro lado, mostró la apertura de Morales para recibir a los dirigentes. "Esperemos que en estos días el Presidente convoque; será una reunión más que realizaremos”.

 El Ministro indicó que no se puede afirmar que una gran cantidad de coca del Chapare se desvíe al narcotráfico. Lo que ocurre -según él- es que mientras en La Paz toda la producción pasa por el mercado legal de Adepcoca para distribuirse al resto del país, en el trópico cada productor tiene derecho a una venta libre  de 15 libras en diferentes puestos, las cuales no pasan por el mercado de Sacaba y, por lo tanto, no se registran.

 

 

 
 

 

2
17