La Paz, Bolivia

Jueves 17 de Agosto | 21:08 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Producción de coca del Chapare iguala a la de los Yungas

Tomando en cuenta la productividad de cada región, se estima que el Chapare produce el doble que La Paz cada año, por lo que con la nueva norma el rendimiento será casi las mismas toneladas métricas.

Daniela Romero / La Paz

Con la nueva Ley General de la  Coca, el trópico de Cochabamba producirá, con menos hectáreas de cultivos, casi la misma cantidad de la hoja que  los Yungas de La Paz, de acuerdo con el  rendimiento de  ambas regiones productoras.

La norma promulgada el lunes 6 de marzo establece en total 22.000 hectáreas legales de cocales en el país, 14.300 para  La Paz y 7.700 para Cochabamba.

  El rendimiento en el caso del trópico  es de 2,047 toneladas métricas por hectárea cada año, mientras que en los Yungas es de 1,137 toneladas métricas por hectárea cada año, según el informe de cultivos de coca de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC). Es decir que por año Cochabamba produce el doble que La Paz. 

Si se multiplica el factor de rendimiento con las hectáreas establecidas hace poco en cada región, se tiene lo siguiente: la producción potencial para La Paz es de 16.259,1 toneladas métricas y para Cochabamba 15.761,9. La diferencia es mínima (497,2 toneladas métricas).

Aunque el ministro de Gobierno, Carlos Romero, aclaró que las 22.000 hectáreas vigentes es un tope y no una cifra fija, permanecen los cuestionamientos sobre la calidad de coca del trópico y a dónde se destina la hoja.

Las regiones y la comercialización

Según el informe de cultivos de coca 2015 de la UNODC, el trópico es la zona más favorable para el cultivo de la coca. En esta región se realizan hasta cuatro cosechas por año, mientras que en los Yungas tradicionalmente se cosecha dos veces al año.

 En el trópico la coca se desarrolla favorecida por las características tropicales y subtropicales de la zona. Las parcelas son de forma regular de 40 x 40 metros (un cato) y debido al potencial productivo  se pueden encontrar cultivos en medio de otros de desarrollo integral.

El relieve topográfico es plano o ligeramente ondulado y la siembra se puede realizar durante todo el año porque no hay una época de siembra fija.

Asimismo, las plantaciones son muy desarrolladas, su tallo es leñoso con abundantes hojas.

En cambio, en los Yungas es necesario acondicionar la tierra para el cultivo de la coca mediante un procedimiento. La región es húmeda y con precipitaciones abundantes.

En los valles paceños se debe habilitar el terreno y luego formar terrazas debido a la topografía de la zona y  porque reduce la erosión del suelo. Los tallos son más débiles y la hoja menuda, a diferencia de la que se obtiene en el trópico.

El presidente de la Asociación Departamental de Productores de Hoja de Coca (Adepcoca), Franklin Gutiérrez, aseguró que la tierra en los Yungas ya está "cansada” por el constante cultivo en las mismas zonas, mientras que en el trópico se tienen suelos vírgenes.

  Pero en contrapartida está la comercialización de la coca. En 2015 se obtuvo una producción de 21.201 toneladas de coca de 20.200 hectáreas cultivadas.  "El 93% de la comercialización tuvo lugar en el mercado autorizado de Villa Fátima (de Adepcoca de La Paz)  mientras que el restante 7% lo fue en el de Sacaba (Cochabamba)”, dice el informe de la ONUDC.

Lo que significa que el 93% de la coca producida en el trópico no pasó por el mercado legal y se desvió. Los dirigentes de las seis federaciones de cocaleros del trópico argumentaron que su coca se vende en otros mercados  reconocidos hace tiempo, aunque autoridades del Gobierno reconocieron que la mayoría de esa hoja se desvía al narcotráfico.

El ministro Romero sostuvo el jueves que "es mentira” que el 93% de la coca producida en el trópico se va al narco. Aseguró que la oposición inventó eso para "satanizar” la producción cocalera de Cochabamba.

Lo cierto es que en 2015 en Villa Fátima se vendieron 19.545 toneladas métricas y en Sacaba 1.500; mediante el trueque se destinaron 130 toneladas de ambas regiones productoras y para la industrialización (la coca como materia prima para otros productos) 27,5 toneladas, de La Paz salieron 27 y de Sacaba 0,5.    
 
El Gobierno asegura que no habrá áreas nuevas de plantaciones 

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró que con la nueva Ley General de la Coca no se tendrán nuevas áreas de cultivos, explicó que las 22.000 hectáreas establecidas son un máximo y que el Estado debe fiscalizar el consumo y la comercialización.

"El que está pensando que se va a redistribuir los cupos y las zonas está absolutamente equivocado, hay unos límites, están ratificados esos límites, hay unas zonas autorizadas y eso no es  ninguna ciencia porque lo que ha hecho la nueva ley es  incorporar una cláusula que dice que se eleva a carácter de ley todos los acuerdos preestablecidos, y así se establecen las zonas tradicionales, las zonas catastrales. No hay áreas nuevas”, afirmó la autoridad de Gobierno el jueves.

Luego de que la norma fuera promulgada, el lunes pasado, desde diferentes sectores de los productores surgieron las dudas sobre cómo se destinarían las nuevas zonas de cultivos, tanto en La Paz como en Cochabamba.

La ley establece 22.000 hectáreas en total, 13.400 para La Paz y 7.700 para Cochabamba. La Ley 1008, norma que está muriendo poco a poco, fijaba un total de  12.000 hectáreas de coca.

El Ministro explicó que no se dará nuevas tierras para la plantación a ningún productor. Los acuerdos que se firmaron después de que entrara en vigencia la 1008 se    quedan como están porque la nueva norma así lo establece.

 Sin embargo, los últimos días de febrero de 2016, el presidente Evo Morales prometió a los cocaleros del trópico más tierras. "Vamos a tener nuevas tierras para ustedes hermanos, no solamente para ustedes sino para otros compañeros de otras federaciones”, afirmó el Primer Mandatario en la entrega de una obra en el Chapare.

Aquella vez, les aseguró que había suelos disponibles en el oriente boliviano y les exhortó a que no cultiven en los parques nacionales, cuya prohibición la establece la nueva  ley de la coca.



  

 

9
113