La Paz, Bolivia

Domingo 23 de Julio | 06:41 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Justicia brasileña sanciona a empresa que intentó vender a tres adolescentes bolivianos

El propietario de una empresa de confección deberá resarcir con 3 millones de reales brasileños a los jóvenes bolivianos afectados.

Justicia brasileña sanciona a empresa que intentó vender a tres adolescentes bolivianos

Un taller textil. Foto: Archivo.

Página Siete Digital / La Paz

Un inusitado caso de esclavitud se conoció en Brasil que involucra a tres adolescentes bolivianos que fueron puestos a la venta por el propietario de una empresa de confección, ubicada en la población de Cabreúva en Sao Paulo, según un artículo del periódico Estadão.

El caso data de 2014, pero el pasado jueves, tras la demanda presentada por el Ministerio Público del Trabajo, la Justicia brasileña determinó sancionar a esta empresa y obligarla a pagar la suma de 3 millones de reales brasileños (cerca a un millón de dólares) a los jóvenes bolivianos.

Según el reporte, el propietario de esta empresa sometía a los trabajadores bolivianos a condiciones de esclavitud y puso a la venta a los tres en una feria en Sao Paulo. La orden judicial determinó que si la empresa vuelve a incurrir en estas prácticas será multada con 50.000 reales brasileños por trabajador afectado.

La determinación de la Justicia establece también que la empresa debe contratar formalmente a trabajadores extranjeros, garantizarles las condiciones higiénicas y de protección de la salud y el trabajo de sus obreros.

En 2014, la Policía Militar rescató a tres bolivianos de 16 a 17 años que estaban "a la venta" en una feria. El hombre que llevó a los chicos huyó, pero fue identificado y detenido en Cabreúva.

Según la denuncia de la MPT, los bolivianos fueron traídos a Brasil con la promesa de un sueldo de 500 dólares cada uno por mes, pero para llegar a ese país se encontraron con que tenían que pagar por los viajes y otros gastos, incluidos los alimentos. Al negarse a continuar trabajando, el dueño del taller había decidido venderlos a otros propietarios de negocios.

Tras la intervención al taller se encontró a más de 14 extranjeros trabajando en condiciones degradantes.

73
7