La Paz, Bolivia

Viernes 20 de Octubre | 23:02 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
El movimiento busca que la alternativa se sume al sistema transporte

Caravana de ciclistas impulsa el uso de bicicletas en La Paz

El colectivo Masa Crítica lucha por la “humanización” de las ciudades. Se preocupa por la falta de señalización y la falta de ciclovías en cuatro capitales.

Caravana de ciclistas impulsa  el uso de  bicicletas en    La Paz

Los ciclistas partieron de la plaza Abaroa hacia el centro de la urbe.

Leny Chuquimia /  La Paz
¡Más amor, menos motor!, coreaban ayer más de 60 ciclistas de todas las edades al ingresar a la plaza Abaroa, luego de recorrer las principales calles de la urbe paceña. Sobre dos ruedas, con cascos coloridos y  botellas de agua planeaban el próximo recorrido  de su cruzada para integrar la bicicleta al sistema de transporte.
La Masa Crítica, como se denomina el grupo,  es parte de un movimiento a nivel mundial en favor de metrópolis   menos contaminadas y con espacios para los ciudadanos. Con su caravana sobre dos ruedas demandaron ayer la implementación de ciclovías  en la ciudad de La Paz.
"En Bolivia estamos trabajando desde hace algo más de tres años. Aún no se ha hecho un censo de cuántos usuarios de bicicletas existimos en el país, pero sí  es evidente que muchas personas utilizan este medio incluso para ir al trabajo sin que aún haya las condiciones necesarias para poder avanzar en forma segura por la ciudad”,    señaló la creadora del movimiento Masa Crítica  en Bolivia, Gina Muñoz.
  Como sus gestores lo  indican, esta revolución silenciosa quiere recuperar los espacios humanos en las ciudades que "parecen estar hechas sólo para los vehículos”. "Los autos son los que han tomado los espacios urbanos deshumanizando la ciudad”, comentó Muñoz. Las dos horas anteriores había pedaleado por las pendientes y bajadas pronunciadas que caracterizan la topografía  de la sede de Gobierno.
Con sus siete años, Carla Oporto participó junto a sus padres en esta caravana. Aunque hizo el mismo recorrido que los mayores, no mostraba signos de cansancio, quizás por su familiaridad con los largos recorridos. "Manejar bici es muy bueno para la salud y para no contaminar el medioambiente, pero lo malo es que las calles no son seguras para nosotros”, comentó la niña.     
   
La caravana tropezó con  problemas: falta de señalización en  las esquinas, cruces de vías y en medio de las avenidas principales,  y ausencia  de respeto por parte de los conductores tanto del transporte público como privado. Sin embargo, no se desanimaron y siguieron en su misión de sensibilizar a  los ciudadanos en temas de transporte y medioambiente. "Cada vez   más personas se suman a esta cruzada”, aseguró Múñoz.
El movimiento tiene más tiempo en    Santa Cruz y Cochabamba, ciudades en las que ha logrado mayor  incidencia en la sociedad y  la implementación de las primeras ciclovías. En Tarija el grupo  cumplió su primer año  el pasado sábado. En   La Paz, el colectivo festejará su cumpleaños número uno en  octubre, mes al que se pretende llegar con más de un  centenar de miembros.

"¿Quién va a la zona Sur? Vamos a bajar juntos”, decidieron los ciclistas   al dar por acabada la actividad y se fueron en sus vehículos de dos ruedas. El próximo encuentro será el ultimo domingo de julio a las  9:00 en la plaza Humboldt. "Los  PumaKatari ya trasladan bicis ”, recordaron.

 Bicicletas en el Puma y el teleférico

"Hay mucho interés de las autoridades de La Paz y estamos seguros que en  máximo de un año estaremos hablando de las primeras ciclovías y espacios para las bicicletas”, dijo la activista Gina Muñoz.
Dentro del Sistema Municipal de Transporte, el  PumaKatari ya ha implementado una modalidad  que permite llevar hasta dos bicicletas en cada bus. "El teleférico también será parte. Ya se han tenido acercamientos para que en ciertos horarios podamos bajar nuestras bicis desde El Alto. El próximo paso serán los  estacionamientos para incluir las bicicletas en todos los espacios públicos de la ciudad”, dijo.
    Muñoz señaló que en  América del Sur, los alcaldes  ya no piensan en "moles de cemento” sino en espacios para la gente. "Están conscientes de que los ciudadanos somos importantes para la urbe”, sostuvo.

 

 

1
0
Comentarios

También te puede interesar: