La Paz, Bolivia

Sábado 24 de Junio | 11:44 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Más de un millar de personas limpian el río Pallina, afluente del lago Titicaca

El trabajo es realizado por personal del Ministerio de Medio Ambiente y voluntarios. Las labores empezaron en Viacha, continuarán por la cuenca hasta llegar al Titicaca.

Más de un millar de personas limpian el río Pallina, afluente del lago Titicaca

 

Página Siete Digital / La Paz

Al menos 1.200 personas iniciaron el sábado una jornada de limpieza a lo largo de seis kilómetros del río Pallina, desde la localidad de Viacha hasta Laja, en La Paz, en el marco de la Estrategia Integral de Recuperación de la Bahía de Cohana y la Cuenca Katari.

Según un boletín del Ministerio de Medio Ambiente, la jornada de limpieza es encabezada por funcionarios de ese despacho e integrada por voluntarios.

El río Pallina es afluente del lago Titicaca, por lo que su limpieza tiene un carácter "importante" para evitar la contaminación de esa reserva de agua.

 

La contaminación

El secretario general de la comunidad de Huatajata, Franklin Huayñapaco Choque, informó el mes pasado a Página Siete que las aguas servidas y la basura que no es recogida en los municipios de El Alto,Viacha Tiwanaku terminan en el Titicaca. "No tenemos recojo de basura y ésta se queda en las orillas. Nuestro alcantarillado aún está en proyecto. Entonces todas las aguas servidas de acá y de los municipios de El Alto, Pucarani, Viacha y Tiwanaku van a dar al Lago”, dijo Huayñapaco.

Esta zona -por tradición pesquera- ha dejado de producir peces. Los totorales también han retrocedido hacia el centro del Lago. "Por la contaminación, esta zona ya no puede dedicarse a la pesca, a lo que se suma que los mismos pescadores no dejan reproducirse a los peces”, lamentó el secretario general de los comunarios de Huatajata.


Desde hace algunos años, los peces aparecen sólo por temporadas y en zonas alejadas. Según los pobladores, en los años 80, en las orillas había gran variedad de peces que ya han desaparecido. El k’esi, mauri, pejerrey, boga, ispi, carachis y la trucha criolla ya no existen en este sector.
"También tiene que ver la mecanización de las lanchas. Es inevitable que siquiera una gota de su combustible caiga en el agua. Hay daño y se ve en las orillas”, comentó Huayñapaco.

 

 

 

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: