La Paz, Bolivia

Domingo 25 de Junio | 20:05 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Médicos y expertos ven que el equipamiento contra el cáncer es más urgente que un centro nuclear

El Gobierno anuncia la construcción de un centro nuclear en Mallasilla con beneficios en el área sanitaria y oncológica, pero estará habilitado en 5 años. La representante de los pacientes con cáncer rechaza proyectos “a largo plazo”.

Médicos y expertos ven que el equipamiento contra el cáncer es más urgente que un centro nuclear

ANF / La Paz

Varios médicos, expertos y pacientes consultados aplauden la decisión de adquirir un ciclotrón en el Centro de Investigación Nuclear que el gobierno prevé instalar en Mallasilla (La Paz) por los beneficios que aportaría en el área de salud y concretamente en pacientes con cáncer. Al mismo tiempo cuestionan la ubicación, el costo y la prioridad de adquirir otros equipos como aceleradores lineales que traten el cáncer.

Según información del Viceministerio de Energía, el Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear tendrá aplicación en los sectores industrial, científico y tecnológico, académico y sanitario". Para éste último prevén la instalación de un Centro Nacional Ciclotrón - Radiofarmacia cuyo fin es "mejorar el servicio de diagnóstico y tratamiento del cáncer y otras patologías empleando tecnología médica avanzada, además de fortalecer los centros de radioterapia existentes en el país", reza una nota de prensa del Viceministerio.

El costo de todo el Centro Nuclear es de aproximadamente 300 millones de dólares y estará en funcionamiento en un plazo de cinco años. El Viceministerio no proporcionó a este medio la información sobre el costo del equipo de ciclotrón. "El ciclotrón es un equipo de alta tecnología que fabrica elementos radiactivos que sirve para evaluar al paciente oncológico", explica la doctora Zamuriano de la unidad de radioterapia del hospital de Clínicas de La Paz. Entre sus utilidades está diagnosticar y ver la evolución del tratamiento en un 80% de los casos mientras que en el 20% restante sirve para el tratamiento de patologías cardiacas y neurológicas.

También para paliar el dolor en casos de metástasis y para tratar el cáncer de tiroides. Según el doctor Gonzalo Peredo, presidente de la sociedad boliviana de cancerología, el ciclotrón cuesta alrededor de 16 millones de dólares y produce un isotopo muy importante cuya vida útil es de seis horas.

Una vez generado el isotopo, éste se inyecta en el paciente y se le hace una tomografía con el equipo PET- TC que da como resultado el diagnóstico positivo o negativo de cáncer. La doctora Zamuriano recuerda que en Bolivia no hay equipos PET-TC y que sin ellos la utilidad del ciclotrón sería nula. Desconoce si el gobierno los adquirirá. Marco Sánchez, vecino de Mallasilla y médico radiólogo especialista en cáncer critica la ubicación del centro nuclear en su localidad pues considera que estos equipos pueden estar dentro de las ciudades lo que facilita su transporte a centros oncológicos para su análisis. Además le parece contradictorio que se inviertan millones de dólares en un centro nuclear mientras "los hospitales del país están en condiciones precarias".

Necesidad de más personal y aceleradores lineales

En Bolivia hay 10.027.254 habitantes y se diagnostican cada año alrededor de 17.170 casos nuevos de cáncer, según el Registro Nacional de Cáncer del Ministerio de Salud. Las mujeres registran 11.000 casos y los varones más de 6.000. Según datos proporcionados por la Sociedad Boliviana de Cancerología, dependiente del Colegio de Médicos, en todo el país hay alrededor de 70 médicos oncólogos.

La mayoría se encuentra en el eje troncal: 24 en Cochabamba, 21 en Santa Cruz y 21 en La Paz. Además, el país solo cuenta con siete equipos de radioterapia, informa el doctor Peredo: cinco bombas de cobalto que datan del siglo pasado y se encuentran en el sistema público; y dos aceleradores lineales, uno en un centro privado de El Alto y otro en la Caja Petrolera.

Según estándares internacionales de salud, debería haber un acelerador lineal por cada 500 mil habitantes. En Bolivia el promedio es de aproximadamente una unidad de radioterapia por cada dos millones de personas. "Los equipos y el personal son totalmente insuficientes", expone el doctor Peredo que informa que en Tarija están construyendo un hospital oncológico y en todo el departamento solo hay 2 médicos de dicha especialidad. "Más importante que un ciclotrón es adquirir un acelerador lineal", sostiene la doctora Zamuriano.

Las ofertas de dos empresas internacionales para que el hospital adquiera ese equipo oscilan entre 16 y 17 millones de dólares. Los enfermos de cáncer de La Paz están movilizados desde junio de este año pidiendo un acelerador lineal para sus tratamientos. El gobernador Félix Patzi manifestó que la compra de ese aparato no fue incluida en el presupuesto de este año y que la incluirá para la próxima gestión.

A Nancy Huallpa, representante de los pacientes con cáncer, le parece bien la compra de un ciclotrón con fines sanitarios, pero rechaza que "se esté pensando a largo plazo" y que no les den soluciones inmediatas a los pacientes "que nos estamos muriendo en este momento". Huallpa afirma que la medicación para el tratamiento de su cáncer de pulmón llega hasta 25.000 bolivianos en algunos productos y que gracias al apoyo de familiares y amigos puede seguir luchando.

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 15 años se van a duplicar los casos de cáncer en países en desarrollo. Actualmente es la segunda causa de muerte en el mundo. "Se necesita tecnología punta pero también recursos humanos. Sin personal no hacemos nada por mucha infraestructura y tecnología que haya. Habría que priorizar y primero equipar los hospitales", concluye el médico radiólogo Marco Sánchez.

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios

También te puede interesar: