La Paz, Bolivia

Viernes 20 de Octubre | 22:55 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Suspenden el regado de 501 áreas verdes y prohíben el lavado de autos

Las dos cisternas que hacían el regado de jardines y limpieza de vías, ahora distribuyen agua en mercados, centros de salud y unidades educativas.

Suspenden el regado de 501 áreas verdes y prohíben el lavado de autos

Sara Aliaga / Página Siete. Cisternas de EPSAS no abastecen para proveer agua a las zonas que necesitan el recurso.

Leny Chuquimia  /  La Paz 

 Ante la emergencia por falta de agua, la comuna  instruyó la paralización de las tareas de riego de áreas verdes y limpieza de vías de La Paz. Prohibió también que los lavaderos de autos usen agua potable.

"Por instrucción del Alcalde,  desde el pasado jueves a las 10:00 la empresa Emaverde ha dejado de realizar las actividades de riego en las 501 áreas verdes que tenemos en la ciudad, que abarcan al rededor de un millón  de metros cuadrados. Las dos cisternas que hacían este trabajo  han sido puestas a disposición de la distribución de agua para  mercados, centros de salud y escuelas. Las señoras regadoras se  replegaron”, informó ayer el gerente de Emaverde, Julio Linares.

Debido a la merma de   las represas de agua que alimentan a la zona Sur y la ladera Este, la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS)  aplica desde la semana pasada un plan de racionamiento de agua en 94 barrios de La Paz que causa reclamos y preocupación en la población.   Para paliar el desabastecimiento, la comuna  puso a disposición sus cisternas  e instruyó un ahorro del recurso natural.

Ayer, Linares explicó que hasta antes del racionamiento el 50% de los espacios verdes de La Paz  eran regados y limpiados con agua de vertientes transportada en cisternas. Para mantener el otro 50%   usaban 25.000 metros cúbicos de agua al mes.

 Mientras dure la emergencia también se suspende el lavado de plazas y vías que está a cargo de Sabmepe. Las cisternas que realizaban esa tarea ahora se usan exclusivamente para la provisión en  escuelas y mercados. "Debemos priorizar por ahora el tema de la salud pública, sobre todo de nuestros niños”, dijo  el director general  del Sistema de Regulación Municipal (Siremu), Giovani Gemio 

Asimismo, la comuna prohibió a los lavadores de autos usar agua potable para esta actividad hasta que termine el racionamiento. "Hemos ido a notificar nuevamente a los lavadores de Cota Cota, Chasquipampa y de toda  la zona Sur para que por el racionamiento  eviten lavar vehículos”, manifestó el subalcalde de la zona Sur, Óscar Sogliano.

Para que se cumpla  esta disposición, ayer la Alcaldía  inició   los operativos de decomiso de mangueras y turriles de los lavadores que seguían usando agua potable. El subalcalde  advirtió que los controles se intensificarán.

El  ahorro del líquido debe ser una premisa de toda ciudad. Por ello, aunque el racionamiento no afecta al macrodistrito Max Paredes, ayer la concejal de este sector, Beatriz Álvarez, pidió a los lavadores de autos que usen el  agua de vertientes de Munaypata. "Hemos conversado con el subalcalde de Max Paredes y de manera conjunta hemos pedido a los lavadores de autos  que se reubiquen en calles cercanas a las vertientes, para que utilicen este recurso para su trabajo”, dijo.

 Gemio  informó que la comuna recibió denuncias sobre la captación, transporte y venta  de las  aguas de diferentes vertientes   naturales de la urbe. Indicó que eso está prohibido y  que  la subalcaldía Sur hará los controles.

 

EPSAS será sancionada por tres faltas graves

 

 Tras una reunión con la Autoridad Fiscalizadora de Agua AAPS, el viceministro de Defensa al Consumidor, Guillermo Mendoza,  señaló que hay al menos tres faltas graves por las que  EPSAS debe ser sancionada. Explicó que se hará una investigación de las causas del racionamiento de agua.

 "Ha habido atisbos de negligencia en las acciones asumidas. Se ha coincidido en que se debe hacer sanciones a EPSAS por lo  menos en tres aspectos. El primero  es que el racionamiento diurno no estaba autorizado por la  AAPS.  Esto ya de por sí genera una multa severa”, dijo.

 El segundo aspecto plausible de sanción es la "deficiente socialización” del problema para que los ciudadanos tomen previsiones. La tercera falta -y "la más preocupante” para Defensa al Consumidor- es  el incumplimiento de horarios y cronograma de corte y abastecimiento.

  "Esta información difusa ha generado pánico, confusión y descontrol. Y ése es un tema que también debe ser sancionado”, explicó la autoridad.

La ministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira, anunció el domingo que habrá  sanciones desde económicas hasta administrativas que deben fijarse por un informe que la AAPS solicitó a EPSAS.  

Asimismo, Mendoza señaló que las denuncias por daños a chicotillos de lavamanos e inodoros, además de   tuberías y medidores, ocasionados por el corte y regreso  del servicio, pueden ser presentados ante Defensa al Consumidor para   su reposición. Añadió que la investigación deberá verificar, también, las responsabilidades de la AAPS.

 

Piden renuncias en EPSAS e interpelación a ministra Moreira

 

  Los asambleístas  de  Unidad Demócrata (UD) presentaron ayer una  petición de interpelación para la ministra de Medio Ambiente y Aguas (MMAyA)  y un informe a EPSAS ante el racionamiento de agua potable en  La Paz. Además exigen la destitución del interventor de la suministradora del servicio de agua potable, Ruddy Rojas. 

"Los miembros de la Comisión de Región Amazónica Tierra y Territorio Agua y Recursos Naturales hemos optado por una petición de informe oral para contar con la presencia de la ministra y del interventor de EPSAS”, explicó  el diputado Wilson Santamaría.

Asimismo,  las diputadas Fernanda San Martín y Jimena Costas decidieron presentar una "interpelación”  para que ambas instancias respondan por la crítica situación de racionamiento de agua que vive La Paz. Por separado los tres legisladores nacionales señalaron que es necesario conocer   por qué no se tomaron previsiones necesarias. 

Las tres autoridades anunciaron una inspección ocular a las represas y sus afluentes para verificar la situación. Cuestionaron  que el horario y cronograma reajustado para el racionamiento de agua no se cumpla.

El vocero de EPSAS, Edgar Castillo, reconoció que a pesar de los ajustes  algunos problemas persisten. Argumentó que esto se debe a que por la baja  presión  el agua no llega hasta los sectores más altos de la ciudad.

"A partir del reajuste que se hizo en el plan,   en últimos tres días, determinamos que el cronograma se  cumple en un 85% y hasta 90%. Pero en algunos sectores de la parte alta de la ciudad, aún no podemos  llegar con el servicio en los horarios o días establecidos”, explicó.
Se aseguró que se trabaja para garantizar el servicio.

 

40
23

También te puede interesar: