La Paz, Bolivia

Domingo 25 de Junio | 11:49 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

23 casas patrimoniales están riesgo en el centro paceño

Amparada en la ley, la Alcaldía asegura que es obligación de los dueños refaccionar las casas patrimoniales. Ellos dicen que no se cumplen los incentivos ediles.

23 casas patrimoniales están riesgo en el centro paceño

La plaza Murillo a principios del siglo XX, un patrimonio paceño.

Liliana Carrillo V.  / La Paz

En La Paz, 23 de los  310 inmuebles declarados  patrimonio  están en riesgo; uno de ellos  -ubicado en la plaza Murillo- colapsó el pasado domingo. La Alcaldía recalca que la refacción es responsabilidad de los propietarios y que para ello tienen incentivos. Los dueños se quejan de la burocracia edil que "pone muchas obligaciones y  da poco apoyo” para el mantenimiento de las casonas  que guardan la memoria de la ciudad. 

Una casa colonial o republicana de valor histórico obtiene el título de patrimonio arquitectónico y urbano mediante una ley municipal, previa postulación y evaluación del Concejo. Al ser patrimonio, un inmueble  debe mantener sus características estructurales, arquitectónicas y estéticas y ser mantenido en buen estado por sus propietarios. Si cumplen, los dueños pueden acceder a rebajas impositivas de entre el 50 y 80%. 

"Es un orgullo tener una propiedad patrimonial, porque ella conserva la memoria de una ciudad maravillosa”, dice el subalcalde del macrodistrito Centro, Fernando Valencia. En su jurisdicción está la mayoría de las 310 casonas que ostentan el título. De ellas 23 requieren refacciones urgentes que, pese a las notificaciones, los propietarios no realizan.

Una "pesadilla” con título

"Esta casa ha sido mi pesadilla”, dice don Jorge, propietario de un inmueble en el casco histórico que el año pasado fue declarado patrimonio de La Paz mediante una ley de Concejo Municipal. "A mí nunca me ha tocado la tal rebaja de impuestos; más bien me han subido y tengo una deuda… en ese peregrinar estoy hace 20 años. Encima no nos dejan construir nada porque por ley no permite alterar la estructura del inmueble. Cuando veo que en la plaza Murillo están construyendo modernos palacios y  yo no puedo ni agrandar el baño, me da mucha bronca”, comenta. 

El jubilado de 70 años -que pide guardar su identidad en reserva- se queja de un aumento en los impuestos, de 2.000 a 20.000 bolivianos, en 2013. Ese año se emitió la nueva Ley LUSU (Ley de Uso de Suelos) que cambió el registro de la casa de don Jorge de la zona 5  a la zona 1 (plaza Murillo).  "Entonces ha comenzado la deuda. Ahora estoy en un plan de pagos y debo depositar 9.000 bolivianos al mes. Por eso, no me permiten acceder a la rebaja por la casa patrimonial. ¿Con que plata podría arreglar?”, lamenta.

Al círculo vicioso se suman los conflictos de títulos de propiedad, presentes en la mayoría de los  inmuebles patrimoniales. La casa de don Jorge tiene tres herederos legales y dos juicios de personas que aseguran tener derecho. El inmueble republicano tiene tres patios y decenas de cuartitos repartidos alrededor. Allí funcionan una pensión, una peluquería, una caseta de fotocopias y un consultorio de dentista. 

Las rebajas tributarias 

La norma municipal es clara: la Alcaldía no puede intervenir en propiedad privada. "Las personas piensan que porque una casa es patrimonial y está deteriorada es obligación de la Alcaldía realizar la restauración. No es así. La tarea del municipio  va desde generar mecanismos legales de prevención del patrimonio, hasta implementar planes de rescate; pero el mantenimiento es responsabilidad de los propietarios”, explica la directora edil a.i. de Patrimonio, Patricia Vásquez Aguilera.

Añade que desde 2008 está vigente la Ordenanza 150 que fija descuentos impositivos de hasta el 80%  a la tenencia de bienes inmuebles declarados patrimoniales "siempre y cuando  estén en buen estado de conservación”. "Basta un trámite sencillo al que a veces los dueños no acceden por falta de información o negligencia”, recalca el subalcalde.
 


Esperando el colapso

"Las casonas están una pena”, comenta doña Hilaria Vásquez, la inquilina más antigua de  un conventillo  de la calle Catacora. En ese inmueble patrimonial  decenas de familias se acomodan en habitaciones  con goteras y los tres patios están llenos de  niños que juegan  entre huecos en el cemento y ropa que cuelga. 

"A la dueña yo la conocía y ella se preocupaba estando en vida. Ahora está su hijo que sólo se aparece para cobrar los alquileres. No arregla nada, recién ha reventado una tubería, los techos están mal. Nos quejamos pero no nos hace caso. Dice que quiere que se termine de caer todo para hacer un edificio”, añade la señora.

"Sería muy irresponsable que un ciudadano no contribuya y haga lo posible para que una casa patrimonial se destruya sola. Pero muchos vecinos no han cumplido con su deber ciudadano  poniendo en riesgo tanto la vida de los moradores del inmueble como de los transeúntes. Además, muchos viven de actividades económicas o alquileres en sus casas”, dice el subalcalde Valencia.

Recalca que actualmente hay 23 casonas que precisan arreglos urgentes para no colapsar y que sus propietarios no responden a las notificaciones que reciben desde 2012. En caso de presentarse algún percance en dichos inmuebles los propietarios serán responsables civilmente, advierte.
 
"Las notificaciones han sido recurrentes, tenemos algunos conflictos en varios de estos inmuebles por el tema del derecho propietario que no está claro,  no se ha definido  quiénes son los herederos. En fin, estos problemas legales no pueden exonerar la responsabilidad y el municipio no puede meterse a un conflicto como tercero”, recalca el edil.

 Asegura que  la Subalcaldía está dispuesta a brindar asesoramiento técnico e información a los dueños de bienes patrimoniales. "Es una tarea de todos, estamos prestos a brindar ayuda, están convocados”, dice e invita a una reunión, este jueves.  

  Para don Jorge hay una distancia entre el discurso y la práctica. "No basta con hacer una ley. La Alcaldía debería colaborar por lo menos con el arreglo de las fachadas  que son la cara de la ciudad”, reclama. Y añade: "No hay coherencia, nosotros estamos obligados a cumplir la norma local y el Gobierno destruye la plaza con monstruos de cemento”.
  
12 áreas paceñas  patrimoniales

En el municipio de La Paz se han establecido 12 conjuntos patrimoniales, por su valor histórico y urbanístico. De ellos, la comuna prioriza cuatro, los más antiguos, para su preservación.

"Los conjuntos prioritarios son: el Centro Histórico, que es el entorno a la plaza Murillo, la ciudad española; San Sebastían,  el entorno a la plaza Alonso de Mendoza;  San Francisco, el entorno a la basílica San Francisco, y el conjunto San Pedro en torno a la plaza Mariscal Sucre”, explica la directora a.i. de Patrimonio, Patricia Vásquez.

En cada conjunto hay tramos de recuperación patrimonial como la calle Evaristo Valle. "Allí se ha trabajado un plan piloto que recuperó ocho fachadas en 2014”.

 Recalcó que inmuebles patrimoniales de categoría A tienen el título de Monumental y no pueden. En las viviendas de categoría B se pueden realizar modificaciones  con  supervisión edil.

Alcaldía convoca a dueños a reunión

La subalcaldía Centro convoca a los propietarios de inmuebles patrimoniales de La Paz a una reunión este jueves 19 de enero, a las 18:30, en el quinto piso de la Casa de la Cultura. Se prevé que ambas partes expongan sus problemas en miras de hallar soluciones.  

"A todos los propietarios de inmuebles patrimoniales, les ofrecemos todo el apoyo y la colaboración. Les abrimos  la Alcaldía en el marco de la ley. Si hay problemas internos, podríamos ayudarlos, intervenir pero eso depende de ellos”, convocó el subalcalde Centro, Fernando Valencia.

Los propietarios, aunque no se han asociado, presentan problemas comunes: conflictos de derecho propietario, falta de mantenimiento de sus propiedades y pedidos de flexibilización  para construir. "Estamos dispuestos a darles arquitectos, ingenieros, brindarles también asesoramiento legal”, dijo Valencia.



 
 




7
20

También te puede interesar: