La Paz, Bolivia

Jueves 17 de Agosto | 15:14 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Alasita cierra con 40% menos en ventas y un remate repleto

Las lluvias, el Carnaval y la competencia de vendedores ambulantes fueron algunas de las causas por las que las ventas bajaron considerablemente, según artesanos.

Alasita cierra con 40% menos en ventas y un remate repleto

Sara Aliaga / Página Siete. La gente participa masivamente del remate de Alasita.

Carla Hannover  / La Paz

 La competencia de los vendedores ambulantes, el inicio de clases, los festejos de Carnaval y las recientes lluvias dejaron a los feriantes  de la Alasita con bajas ventas. Según dirigentes y vendedores consultados por Página Siete, este año las ventas cayeron aproximadamente en un  40% en relación con gestiones anteriores.  

"Antes cada día vendía entre cinco y 10 yesos. Este año sólo he vendido  uno o dos por día”, comentó  ayer María Isabel Esteban, mientras acomodaba en su puesto unos perros y elefantes  gigantes  hechos a base de  yeso, que subastaría horas más tarde. Al igual que Esteban, cerca de las 10:30, decenas de comerciantes comenzaban a abrir sus puestos y a acomodar sus mercaderías. Para el mediodía, el 60% de los puestos estaban abiertos. 

"Ya no es  como antes. La Alasita ha cambiado. Antes salíamos a vender desde 9:00  hasta las 00:00. Pero desde hace unos años ya no hay clientes por  las mañanas”, explicó Zulema Yugar mientras freía una gigante espiral de  churros en una sartén llena de aceite. 

Por ello, quienes optaron por visitar la feria ayer, antes del mediodía, se llevaron una desazón al ver la mayor parte de los puestos cerrados. "He venido a las 10:00 y me he encontrado con una feria vacía. Me estoy yendo sorprendido porque pensé que iba a haber mucha más gente.
 
También el clima no favorece”, contó a Página Siete Óscar Peña, quien acompañado de su esposa salía del Campo Ferial   con algunos adornos.

 Yugar, que es   secretaria de conflictos de Federación Nacional de Artesanos y Expositores de la Feria de Navidad y Alasita (Fenaena), comentó que los feriantes ayer habían  amanecido esperando vender lo que no se ha  vendido durante estos días. 

"Ha habido una importante reducción, de 30 a 40%, en las ventas. Si, por ejemplo, antes vendía diariamente entre 300 y  400 bolivianos, este año he vendido por día entre 200 y 250 bolivianos”, agregó la vendedora de churros.

Similar historia comentó doña Francisca Quispe, del sector de plantas. "Este año mi sector ha sufrido por la competencia. Justo en días de feria, Emaverde ha hecho sus remates de plantas.
 
La gente ha comprado mucho menos. Es raro, porque sabe estar lleno y siempre hay alta demanda de plantitas”, dijo.

  Freddy Butrón, presidente de  Fenaena, señaló que una estimación más certera de las ventas de este año las tendría hoy, pues el primer y el último día de la feria son determinantes. Sin embargo, "estimamos que las ventas han caído en un 40%. El primer día de la Alasita cayó una torrencial lluvia y ese es el día en el que más  se vende. La gente no salió de sus casas  para comprar sus miniaturas. Eso nos ha perjudicado mucho”.  

   Un remate repleto

 "Estábamos asustados porque toda la mañana ha llovido. Pero ahora  la feria se ha llenado”, comentó Butrón.  El dirigente considera que el éxito del último día de la Alasita se debe l trabajo de promoción que los artesanos desarrollaron en días pasados. "Hemos ido por los barrios con el Ekeko móvil para invitar a la gente al remate”, agregó.    

Y es que el clima  fue determinante para que la gente se anime a ir al remate de Alasita.
 
"Estábamos tentados a quedarnos en casa, pero como pasó la lluvia nos animamos a venir”, contó Marta Gutiérrez, quien paseaba por el campo ferial junto a su hija y su nieta.  
 
 
 


1
8

También te puede interesar: