La Paz, Bolivia

Sábado 27 de Mayo | 07:51 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Clínica Fides inaugura unidad de oncología de nivel internacional

Una infraestructura, equipos y siete especialistas oncólogos están disponibles para la detección temprana y tratamiento con quimioterapia de esa enfermedad.

Clínica Fides inaugura unidad de oncología de nivel internacional

Fotos: Álvaro Valero / Página Siete. El “flujo laminal” evita la contaminación de medicamentos.

Wara Arteaga  /  El Alto 

La Clínica Solidaria Fides inaugurará hoy una sofisticada unidad de quimioterapia, especializada en afecciones de cáncer de sangre. 

La directora de esa clínica, Maria Antonieta Hinojosa, explicó a Página Siete que en él último año y medio detectaron hasta dos pacientes con cáncer cada semana. Los casos más frecuentes son  la  leucemia,  cáncer cervicouterino, cáncer de mama y cáncer de pulmón.

Esta situación  despertó la preocupación en esa institución;  por eso, afirmó que contar con este equipamiento oncológico era una necesidad urgente. 

Ahora la nueva unidad   atenderá diferentes casos de cáncer.  "Para la construcción de este piso (en la clínica)  se cumplieron ciertas normas internacionales” justificó.   Esta especialidad está en la segunda planta de ese establecimiento de salud.
   
El cáncer, si se detecta de manera temprana, puede ser eliminado. Pero si ocurre una metástasis (extensión de las células malignas) la intervención médica sólo puede controlar que el tumor no se extienda. 

"Los pacientes no mueren por el cáncer, mueren por otras enfermedades que adquieren debido a ese mal”, expuso  la jefa de enfermería, Reina Alarcón.

  Un ambiente esterilizado es el principal requisito de esa área médica y  la infraestructura  cuenta con un moderno sistema de flujo de aire que se encarga de limpiar el oxígeno del área.
 
Así se cumple la condición de  mantener un ambiente aséptico. 
 
  La superficie de las paredes de estos ambientes está   forrada  con vinilo;  este plástico se caracteriza por su fácil limpieza y las puertas se cierran herméticamente. Dos cámaras de luz ultravioleta están instaladas en la zona, el equipo tiene la función de eliminar bacterias. 

  Tras una serie de pasillos se encuentran dos "habitaciones burbuja”, ambas son de internación.
 
Cada una  cuenta con baño con ducha, un sofá para los familiares y un televisor para el paciente.
 
El ingreso al área es mediante un sistema computarizado; además, sensores de aire detectan la presencia de microorganismos. Esta sección es para pacientes que necesitan de 30 a 45 días de internación. 

Existe también un equipo denominado "flujo laminal” que  evita el contacto directo con los medicamentos para que no se  contaminen. "Nos permite dar seguridad a los pacientes y al mismo médico”, afirmó. 

Oncólogo hematólogo, neurocirujano, ginecólogo, traumatólogo, clínico, urólogo y oncólogo abdominal son las siete especialidades que ofrece  esta unidad. Enfermeras especializadas apoyaran la labor. El hospital facilitará la adquisición de medicamentos para los enfermos mediante contacto directo con las proveedora de fármacos.  

La primera consulta puede costar 150 bolivianos. Lo más costoso en el tratamiento de quimioterapia son las medicinas, éstas pueden alcanzar los 900 dólares. El tratamiento de quimioterapia tendría un costo a partir de 800 bolivianos. "Todo depende del caso” informó la directora del sanatorio.

El "hospital de día” es una zona, adecuada para el tratamiento de pacientes que reciben la terapia por algunas horas. Sillones reclinables, veladores, sillas para los acompañantes y un televisor están organizados en el apartado. Fides también cuenta con una unidad de hemodiálisis para pacientes renales.

 La Clínica  Fides se encuentra  en la calle René Vargas 3207  en la zona Villa Ballivián de El Alto y el número de teléfono es 2840108.

 

Detectan hasta 2 casos por semana

La necesidad de construir una unidad de oncología surge porque el hospital Fides detectó un promedio de dos casos de cáncer por semana. Debido a su frecuencia   se creó el área, así  lo afirmó la directora de la clínica.

Este fenómeno se registró desde hace año y medio, según informó Hinojosa.

 Para detectar a un paciente con   cáncer,  un primer requisito es someterse a  exámenes básicos; el siguiente paso son los marcadores tumorales (sustancias producidas por células cancerosas). Todo este proceso puede costar alrededor de 600 o 700 bolivianos.

Después de la detección siguen las tomografías, hay situaciones  en las que el tumor hace metástasis por lo que  es  necesario controlar su  avance. 

El hospital  también trabajará en  el manejo paliativo de esta enfermedad.

 
 

53
0

También te puede interesar: