La Paz, Bolivia

Lunes 21 de Agosto | 13:43 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Continúa la lucha contra el fuego y reportan 16 heridos

La Gobernación de Tarija pide no bajar la guardia, aún hay focos de calor. El Gobierno usa espuma y químicos para mitigar fuego. Llega ayuda del exterior.

Continúa la lucha contra el fuego y reportan 16 heridos

Personal de Salud atiende a los heridos. Fotos Ministerio de Salud

Verónica Zapana S.  / La Paz
 
"No podemos cantar victoria. No está del todo controlado. El fuego no está bajo control aún   y eso hace que no bajemos la guardia”, informó   ayer el secretario de   Gestión Institucional de la Gobernación de Tarija, Rubén Ardaya, al referirse al voraz incendio que se propagó en la serranía de Sama.
 
"Ayer teníamos 18 focos de incendio y hoy tenemos tres, pero debido a los fuertes vientos se van reactivando otros focos de calor”, acotó la autoridad departamental, quien con ese informe desvirtuó las declaraciones del ministro de Defensa, Reymi Ferreira, quien horas antes había declarado que  el incendio   "prácticamente está controlado”.
 
Desde el pasado miércoles, la serranía de Sama es devorada por el fuego que se extiende  por el sector. Se presume que una mujer de 50 años ocasionó la  catástrofe con la quema de su basura.
 
Las tareas de mitigación se realizan de forma coordinada entre el Gobierno  con la Gobernación. Aunque el presidente Evo Morales  lamentó que las autoridades de esa región, que son de la oposición, no hayan informado sobre el incendio.
 
"Todavía la derecha tarijeña protesta,  sólo sirve para ir al incendio (y) sacarse foto (para decir que se) está incendiando, y echa la culpa a Evo, qué clase de autoridades son esas”, dijo.  
 
Pese a ello, aseguró que se presta ayuda.  "Ya apagamos 14 focos, pero semejante incendio con la velocidad del viento no se puede terminar todo (...) apagar este incendio esperamos hoy día y terminar”, añadió Morales.
  
Por su parte, el gobernador de Tarija, Adrián Oliva, sostuvo que no es momento de echar la culpa a nadie, sino de aportar en la tarea de mitigación. "Pues evidentemente disminuyó   la intensidad del incendio, pero hay puntos que aún no fueron controlados”, explicó.
 
Según Oliva  eso ocurre debido a que el fuego se  desplaza de norte a sur, es decir, del municipio de San Lorenzo a   Cercado, por lo que en su criterio  aún no se puede  cantar victoria, suponiendo que el problema se solucionó para desmovilizar a la gente voluntaria, porque no es así.
 
Ardaya refirió que desde el miércoles   hasta ayer  todo el personal de la Gobernación se trasladó al sector para mitigar el incendio, pero vanos fueron los intentos, por eso los municipios de San Lorenzo y Tarija se declararon  como  zona de desastre.
 
A partir de ello, voluntarios y expertos  de distintas regiones del país  y del exterior acudieron para colaborar en esa tarea. 
 
A la fecha llegaron 128 expertos del SAR de Chuquisaca, La Paz,  Cochabamba y Santa Cruz.  A ellos se sumaron tres batallones de militares.
 
Según el Gobierno, son 20.000 personas las que buscan  controlar  las llamas. El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, informó que  se utiliza espuma y polvo químico para sofocar el fuego que arrasa en la serranía. 
 
Además se movilizaron dos helicópteros con sistemas de carga de agua contra incendios, un helicóptero para transporte de vituallas y un avión  Hércules para transportar gente y vituallas.
 
Se sumó un helicóptero de Argentina y otro de Perú. "Toda la ayuda es bienvenida”, dijo el segundo mandatario Álvaro García Linera tras sobrevolar la región y asegurar que "el 80% de los focos de calor fueron controlados”.
 
A la región arribaron  tres carros bomberos que envió la Gobernación de Jujuy y otros tres carros de bomberos  de los Cascos Blancos de   Argentina.
 
Se tiene  dos personas fallecidas y a la fecha más de una decena de heridos. "Hemos registrado 16 personas  heridas. Con quemaduras de tercer grado, con cefaleas, con mialgias, conjuntivitis y deshidratación”, agregó Ardaya. Para la atención de los heridos se instalaron dos hospitales móviles y se desplazaron en el sector más de 200 médicos. 
 
Ardaya solicitó la donación de medicamentos, barbijos y extintores,  además de  picos y palas para mitigar el fuego. Hoy se tratará de controlar el incendio.  
 
Media tonelada de medicamentos
 
Media tonelada de medicamentos con un valor de   160 mil bolivianos  llegó ayer  a Tarija  para atender a pacientes afectados por el incendio en la serranía de  Sama.
 
"Hemos arribado con media tonelada de medicamentos valorados en 160 mil bolivianos, tenemos una parte aquí y la otra en nuestros camiones. Estos medicamentos son los más solicitados en casos de incendios”, informó la ministra de Salud, Ariana Campero.
 
Entre los fármacos llevaron antibióticos en diferentes tipos de presentación, analgésicos, antiinflamatorios, Complejo B, multivitaminas, vendas, colirios, quemacuran, antrigripales, sueros fisiológicos, sales de rehidratación oral, gasas y otros. 
 
La distribución de los fármacos se hará de forma gratuita y  será planificada junto a la dirección del Servicio Departamental de Salud (SEDES).
 
 

 


2
0

También te puede interesar: